La comida rápida modifica genéticamente a los ratones

 In Control de plagas, Plagas de ratas

‘Fast food’ y súper-ratones

Un estudio de la Universidad de Nueva York apunta a que los roedores urbanos han desarrollado diferencias genéticas por alimentarse con comida rápida. Los restos de fast-food podrían ser los responsables de su evolución frente a los ratones rurales que se han examinado.

Como todas las plagas, los roedores se caracterizan por ser animales muy adaptables al medio. Así, los ratones parecen estar acostumbrándose a metabolizar una dieta rica en grasas saturadas, según Pest Control Technology. Los autores del estudio descubrieron hasta 19 variaciones en las estructuras del genoma de estos roedores americanos.

Los científicos plantean que la evolución genética proviene de una enfermedad hepática. Los ratones desarrollaron un hígado graso -propio de la obesidad y la diabetes-, relacionado con el consumo alto de grasas e hidratos de carbono. Al alimentarse principalmente con restos de comida basura demostraron una vez más su capacidad de supervivencia.

Fuente: BBC

Bacterias y virus nuevos en los excrementos de los ratones

Otro estudio de la Sociedad Estadounidense de Microbiología revela que en los excrementos de los ratones de Nueva York se han encontrado bacterias difíciles de tratar con antibióticos comunes. La mayoría eran las causantes del malestar gastrointestinal, como la bacteria de la Salmonela. Ésta afecta a más de un millón de americanos al año provocando hasta 450 muertes. Por esta razón se recomienda limpiar las zonas contaminadas y descartar los alimentos contaminados.

Asímismo se localizaron seis virus nuevos en las heces de los roedores que, pese a que no afectan a las personas, sí pueden poner en peligro a perros, pollos y cerdos. En EEUU se teme a los ratones por su cercanía a los seres humanos y su acceso a prácticamente cualquier lugar. Las ratas, en cambio, suelen localizarse en vertederos y en el sistema de cloacas.

Se estima que la población de ratas en EEUU supera los dos millones de ejemplares. Según The New York Times los presupuestos para combatir la plaga son igualmente millonarios. Hace unos años se intentó controlar la población de roedores colocando dióxido de carbono congelado en sus madrigueras, para sofocarlos con el gas que emitían. Viendo que no era suficiente ahora se ha desarrollado un cebo líquido que frena la ovulación de las hembras. Con ello se pretende frenar la velocidad de las ratas para reproducirse.

Si tiene un problema con una plaga de roedores contacte con SeviPlagas – Tu Empresa de Control de Plagas en Sevilla.

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search