Incluida como una de las 100 especies invasoras más dañinas de Mundo, el mosquito tigre (Aedes albopictus) es un díptero perteneciente a la familia de los Culícidos.

Recibe su nombre por la pigmentación característica de su abdomen y patas: negro con rayas blancas.

La hembra, al igual que en el resto de especies de mosquitos, posee unas modificaciones bucales en forma de estilete, que lo utiliza para succionar la sangre de animales y humanos, inyectando una sustancia anticoagulante que le facilita la extracción y almacenamiento de la sangre. La utilizará como fuente proteica en la formación de los huevos. El macho, por su parte, se alimenta de néctar.

Las larvas se desarrollan en pequeñas cantidades de agua, generalmente de origen humano, como pueden ser las jarras, platos de macetas, floreros y un sinfín de útiles de jardines y patios.

Son capaces de picar incluso a través de la ropa, y suelen atacar por el día, al contrario que las especies autóctonas que tienen hábitos nocturnos. Su picadura en muy molesta, incluso dolorosa, y muy perjudicial para niños,  especialmente sensibles o personas que poseen alergia a las picaduras de los mosquitos, generando unas ronchas bastante grandes y dolorosas.

Los mosquitos tigres son vectores de graves enfermedades

Como el Dengue, originario de América Central y del Sur, la fiebre amarilla y a veces del virus del Nilo Occidental.

El mosquito tigre es responsable de numerosas muertes todos los años y especialmente ha habido años que han sido una auténtica epidemia, teniendo una repercusión mundial.

El control de plagas de mosquitos tigre requiere de campañas planificadas que determinen el origen, la causa y las zonas afectadas, para poder llevar a cabo las tareas de fumigación.

En países donde el mosquito tigre se ha convertido en un problema importante, son habituales las campañas de erradicación, que resultan difícil y muy cara, por lo que desde las instituciones se promueve la sensibilización y concienciación ciudadana para que se lleven a cabo medidas preventivas como el control de neumáticos usados.

El transporte internacional de estos residuos a permitido que se conviertan en una plaga mundial ya que suele ser uno de los puntos más propicios para el desarrollo del mosquito tigre. Otra de las medidas de prevención es evitar la estanqueidad del agua en recipientes y macetas para que no proliferen

En Seviplagas nos ofrecemos para solucionarte el problema de las plagas de mosquitos con métodos eficaces de control de la población cuando son larvas, que es cuando se pueden controlar. Además te aconsejaremos de forma personalizada para que tomes medidas preventivas que eviten la entrada en tu hogar o establecimiento, evitando así que tu familia, mascotas o clientes sufran sus dolorosas y molestas picaduras.

Contacta aquí con auténticos profesionales!

 

Start typing and press Enter to search