¡Vaya mosca más pesada!

La mosca doméstica o mosca común (Musca domestica) es un díptero de la familia Muscidae. Quizás sea el insecto más común de la Tierra, está en todos lados.

Desde que aparecimos los humanos en el mundo padecemos a las moscas.

Son muy molestas, tanto por el zumbido que emiten como por las picaduras que pueden producir. Hay que decir que sus picaduras, no suelen transmitir ningún tipo de enfermedad, pero sí que pueden transmitir microorganismos a los alimentos que visitan, por culpa de su saliva y excrementos.

Por lo tanto, si comemos alimentos contaminados por mosca doméstica, sí que podemos contagiarnos de ciertas enfermedades como son las fiebres tifoideas, cólera, salmonelosus, tuberculosis, parásitos, etc.

Tener una plaga de moscas en casa es un engorro bastante grande y a veces incluso difíciles de tratar.

Hay que tener en cuenta que cada hembra puede poner a lo largo de su corta vida (varias semanas a lo sumo) hasta 8000 huevos, que eclosionan en 1-2 días y dan lugar a la larva, que después de pupar se convertirá en una nueva mosca doméstica adulta que rápidamente va a buscar pareja para completar su ciclo vital.

En Andalucía, debido a su clima, podemos encontrarlas prácticamente todo el año, aunque su pico más alto se da entre abril y octubre, cuando empiezan las primeras lluvias otoñales. En zonas costeras su proliferación es muy importante y llegan a convertirse en verdaderas plagas. La mosca doméstica está considerada como una de las peores plagas domésticas, por delante de mosquitos, hormigas y cucarachas, y no siempre se controlan con insecticidas. Es necesario desarrollar estrategias de control preventivo y estructural como pueden ser:

  • Colocar mosquiteras
  • Mantener una correcta limpieza
  • Tapar los restos de comidas para evitar que accedan a ella
  • Gestionar correctamente los residuos producidos.

En Seviplagas nos comprometemos con tu salud y la de tu familia y clientes, por tanto, vamos a tratar de no tener que utilizar productos químicos para controlar las moscas domésticas.

Mediante la instalación de equipos ultravioletas, insectocaptores, vamos a atraer a las moscas y se quedarán adheridas a la trampa adhesiva. Si el mantenimiento del equipo insectocaptor es el adecuado, vamos a controlar la plaga de moscas domésticas sin necesidad de fumigar el establecimiento.

Hay que recordar que la nueva normativa de higiene sanitaria no permite la utilización de insectocutores en los establecimientos alimentarios, ya que es un método que mata el insecto pero no lo atrapa, y éste puede caer en los alimentos, dando una mala imagen al cliente.

 

Start typing and press Enter to search