Chinches: la plaga más difícil de controlar

 In chinches de cama, Control de plagas

Los expertos en control de plagas están de acuerdo: la plaga de chinches es la más difícil de controlar. Muchas veces el problema aumenta cuando la persona afectada ha intentado exterminarlas por su cuenta con insecticidas poco efectivos. Lo único que consiguen es propagar la invasión a las habitaciones colindantes.

Los controladores de plagas suelen emplear sustancias piretroides, pero existen otros métodos más novedosos: unidades caninas que colaboran en la localización de chinches, tratamientos térmicos o aspiración.

El auge de los pisos de alquiler turístico ha incidido en el repunte de las plagas de chinches. Este parásito viene infectando edificios públicos e históricos y en ciertos casos se ha convertido en un problema estructural.

Además de los chinches de cama que se alimentan de la sangre humana existen otras especies menos agresivas para las personas, como las chinches del plátano o las malvas.

En este artículo veremos también como el ejemplo de Nueva York es pionero en muchos aspectos en cuanto al tratamiento contra chinches.

NUEVOS FOCOS DE CHINCHES: PISOS DE ALQUILER Y RESIDENCIAS DE ESTUDIANTES

El tráfico de personas en pisos o habitaciones de alquiler particulares es una de las razones del aumento de chinches en España. Este insecto se siente cómodo en las maletas de viaje y por la noche anida en los colchones para tener cerca a la víctima. En los hoteles se sigue un proceso de fumigaciones programadas, pero los propietarios de viviendas no le han dado importancia hasta ahora a esta medida. Los expertos estiman que cada año se multiplican por 2 los tratamientos contra chinches en hogares.

Según un estudio, Cataluña es la comunidad más afectada por plagas de chinches. Su crecimiento es exponencial dependiendo de cuántos parásitos haya en un foco y el número de personas que pernocte allí. Es raro que a un turista se le ocurra revisar la cama antes de dormir. ¿Y si la cuna de un hotel, que va de una habitación a otra, está infectada? Puede darse el caso de bloques de pisos turísticos donde las chinches ya están presentes en la escalera. Esto apuntaría a que la plaga se ha desbordado.

Quizá las autoridades no hayan dado importancia a las chinches porque, salvo en caso de alergia a su picadura, no transmiten enfermedades. No obstante, otorgan muy mala imagen y quién sabe si en breve se advertirá en las guías turísticas de que en España hay que andar con cuidado con estos parásitos.

También es habitual toparse con plagas de chinches en residencias de estudiantes. Los usuarios van cambiando aunque con menos frecuencia que en un hotel. En estos casos los focos de parásitos pueden propagarse por las habitaciones contiguas. Uno de los lugares preferidos de las chinches para anidar es la unión entre la estructura metálica de una cama y las baldas de madera. Allí pueden desarrollarse sus huevos sin peligro y es uno de los lugares donde los técnicos de plagas mirarán.

FESTIVAL DE CHINCHES

Desde la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA) se señala la proliferación de chinches en los festivales veraniegos. En estos eventos se suman una serie de ingredientes que favorece la aparición del parásito:

  • Acumulación de alimentos y basuras en los recintos
  • Altas temperaturas al celebrarse en la temporada estival
  • Niveles de humedad en lugares cercanos a ríos y playas
  • Tránsito y afluencia de personas de diversa procedencia
  • Entornos naturales donde tienen lugar

Por ello, los expertos recomiendan aumentar las precauciones en las zonas de acampada de los festivales. Asimismo desaconsejan el uso de insecticidas domésticos para evitar que la plaga se mude a las zonas colindantes. En su lugar, ANECPLA apoya el asesoramiento de los profesionales en control de plagas.

CHINCHES EN EDIFICIOS PÚBLICOS

Este verano, la sede de Samur Social de Madrid se ha enfrentado a una invasión de chinches. Alrededor de 50 pacientes tuvieron que ser realojados y algunos trabajadores sufrieron picaduras. Aunque los empleados guardaban su ropa en bolsas, vestían trajes especiales y se sometían a duchas específicas alguno ha terminado contaminando su casa, según Telemadrid. El Ayuntamiento activó el protocolo anti-chinches para evaluar el estado del edificio. La institución argumentó que la plaga provenía de la gente que vive en la calle y acude al centro.

Recientemente también denunciaban una situación parecida los funcionarios de prisiones de Madrid III Valdemoro. Al parecer había casi 20 celdas infectadas por las chinches, así como oficinas, pasillos y la zona de la cocina. Igualmente, en este caso algún trabajador contaminó su hogar transportando a los parásitos en la mochila. Los empleados llevan años sufriendo esta plaga de chinches, así como de cucarachas. Se muestran indignados porque la única medida que se ha tomado hasta ahora ha sido limpiar con lejía las zonas afectadas.

Chinches y ratas abundaban igualmente en la Prisión Modelo de Barcelona. Como en el caso anterior se trata de una construcción antigua donde se hacinan personas. Los parásitos tienen facilidad para expandirse de una galería a otra mientras las administraciones recortan el presupuesto en limpieza y control de plagas.

BOMBA INSECTICIDA CONTRA LAS CHINCHES

En ocasiones, el uso de una bomba insecticida o aerosol de descarga total acarrea una mayor dispersión de las chinches. El efecto es similar a pulsar continuadamente un spray para insectos, produciendo una niebla formada por minúsculas gotas. Están fabricados para usarlos en recintos cerrados, pues suponen riesgos de toxicidad para las personas. Al liberar gases disolventes que quedan en suspensión se recomienda no entrar en la zona tratada en unas horas.

Para afrontar un problema de chinches, sin duda no es el método más efectivo. Las diminutas gotas del aerosol difícilmente llegarán al escondite de estos parásitos. Además de las camas -cabecero y pies-, otro de los lugares preferidos de las chinches para anidar son las mesitas de noche, donde depositan sus huevos aprovechando cualquier hueco. Las bombas insecticidas, al no ser ovicidas no lograrían exterminar a los embriones. Y como tampoco tienen persistencia, las ninfas podrían salir del huevo sin verse afectadas.

INSECTICIDAS DOMÉSTICOS CONTRA CHINCHES

En droguerías y supermercados cualquier persona puede adquirir sprays que se venden como específicos contra chinches y pulgas. Para exterminar a las primeras se necesita una buena dosis de piretroides y antes debemos saber dónde se esconden, quizá más allá de la cama. A la hora de usarlos es imprescindible colocarse una mascarilla contra vapores orgánicos. Y deberán abrirse las ventanas para no correr el riesgo de una deflagración.

En la mayoría de los envases se idica que el usuario no debe entrar en el recinto antes de 12 horas. Las empresas de control de plagas entregan a sus clientes un documento donde se subraya este punto antes de realizar un tratamiento contra chinches. Los técnicos deberán contar con la colaboración de las personas afectadas a la hora de revisar, limpiar y retirar el mobiliario. Además se preocuparán de sellar la habitación en la que van a realizar el trabajo. Sin embargo, un particular que emplee aerosol por su cuenta no tiene por qué guardar estas precauciones, de modo que correrá más peligros y los resultados serán mucho menos efectivos.

En ocasiones, el plazo de seguridad establecido por el Ministerio de Sanidad puede aumentarse a las 24 horas. Esto puede ocurrir en casos en que se empleen emulsiones con base de agua que requieran más tiempo para secarse. Por otra parte ha de evitarse que los piretroides entren en contacto con elementos donde los afectados vayan a pasar bastante tiempo, como colchones o cojines. Hay que se cautos, pues los piretroides llegan a producir ardor u hormigueo en la piel y en personas alérgicas al producto o con problemas respiratorios se han descrito síntomas de asfixia.

A la hora de buscar un insecticida doméstico hay que ser muy precavido. Se han localizado en bazares productos prohibidos por la Unión Europea: insecticidas cuyo principio activo era el organofosforado vapona o malatión. Si tiene un problema de chinches y adquiere alguno de estos productos no los utilice porque son sumamente peligrosos sin la supervisión de un experto, además de una ilegalidad.

UNIDADES CANINAS PARA DETECTAR CHINCHES

Asociaciones como Dogs and Jobs for Conservation están desarrollando proyectos de biodetección de chinches usando perros. Cada vez más empresas dedicadas al control de plagas usan unidades caninas para detectar parásitos, aunque en España aún no están totalmente implantados. Sí se utiliza el adiestramiento para la detección de explosivos, rescate y salvamento, perros-guía y perros de terapia.

Una unidad canina resulta menos invasiva a la hora de afrontar una plaga de chinches. Además es capaz de seguir rastros que para los profesionales resultan imposibles. Los perros también pueden domesticarse para biodetectar especies invasoras. Todo aquello que emita olor, por inapreciable que sea para los humanos, es susceptible de ser localizado por un perro. Las unidades caninas aportan rapidez a la hora de detectar o descartar una plaga y pueden localizar los nidos más ocultos en armarios o enchufes. Los perros son entrenados empleando ejemplares vivos de chinches.

ALTAS TEMPERATURAS CONTRA LAS CHINCHES

Algunas empresas de control de plagas emplean un sistema de burbujas de calor que atacan tanto a los parásitos como a los huevos. Todos los enseres que pueden estar infectados se introducen en una carpa que se somete a altas temperaturas. Unos días después se evalúa el resultado.

TÉCNICAS DE ASPIRACIÓN CONTRA CHINCHES

Un método limpio y efectivo contra las chinches es la aspiración. Minimiza el uso de biocidas y reduce la población sin esparcirla a los alrededores. Es un remedio ideal para personas que sienten fobia contra estos parásitos porque no tendrán que verlos escapar. También se emplea cuando la población de chinches es muy numerosa y requiere medidas drásticas. Los aspiradores más eficaces son los de agua, dando como resultado que los insectos mueren ahogados.

¿DEBO DESHACERME DEL COLCHÓN SI APARECEN CHINCHES?

Es muy habitual encontrar colchones y somieres usados en los contenedores. Muchas veces se debe a que el propietario ha localizado chinches en estos enseres y opta por deshacerse de ellos. Los expertos en control de plagas pueden distinguir en ellos excrementos, huevos, mudas, ninfas y adultos. Por norma, quien actúa así no advierte con un cartel de que se trata de material infectado por chinches para evitar que otra persona se lleve el mobiliario a su casa. De este modo está propagando la plaga de estos parásitos y tampoco garantiza que en el hogar de origen se hayan librado de ellos, ya que no sólo anidan en la cama.

En ocasiones los presupuestos que ofrecen las empresas de desinsectación son más bajos porque exigen primero la retirada del mobiliario afectado. Pero el cliente tendrá que sumar más tarde la factura de un nuevo colchón. Un tratamiento efectivo contra las chinches, como ya vimos en la web de SeviPlagas, permite conservar la cama donde hayan anidado las chinches.

CHINCHES EN CASAS DE PERSONAS CON POCOS RECURSOS

Las plagas de chinches en barrios donde sus habitantes no cuentan con muchos recursos pueden ser muy severas. Los controladores de plagas se enfrentan a infestaciones muy desarrolladas. Si al retirar un zócalo se hallan mudas y huevos significa que la plaga lleva mucho tiempo. Puede intentarse erradicar a las chinches a la espera de que se repita la situación, en general porque los parásitos habrán invadido también las viviendas vecinas. Es un problema estructural donde el tratamiento deberá hacerse de manera integral en los edificios.

CHINCHES DE CAMPO

La especie Spilostethus Pandurus o chinche de campo puso en jaque este verano a los vecinos de Son Ferriol (Palma de Mallorca). Se trata de una plaga inofensiva para las personas que aparece anualmente en los cultivos. Al aparecer masivamente en fachadas y aceras de la localidad durante el día y desaparecer por la noche, los habitantes de la localidad se pusieron en contacto con el Ayuntamiento. Finalmente se pudo localizar el foco en un campo sin labrar del camino de Muntanya.

CHINCHES DEL PLÁTANO, DE LAS MALVAS Y OTRAS QUE NO SON ‘CHUPASANGRES’

Se presume que el transporte de plantas puede haber traído a las chinches del plátano (Belonochilus Numenius) a España. Barcelona y Palma de Mallorca fueron los dos primeros puntos donde se localizaron. El éxito de su avance se explica debido a la ausencia de competencia en aprovechar el fruto del plátano de sombra. Y tampoco encuentra depredadores en el medio urbano. Además, este árbol se viene comercializando como planta ornamental por toda Europa. El órgano succionador de la chinche del plátano es casi tan grande como su cuerpo. Si entra en un hogar se debe a la cercanía del plátano de sombra, pero no se trata de un chupasangre. Si resulta molesto pueden colocarse mosquiteras en las ventanas.

Phyllomorpha Laciniata es otra clase de chinche asociada a la sanguinaria, una planta que se reproduce en lugares con muchas horas de sol. En esta especie los machos también se ocupan del cuidado de los huevos, que llevan adosados en su espalda.

Dentro de las denominadas chinches rojas hallamos a la Oxycarenus Lavaterae y la chinche de las malvas –Pyrrhocoris Apterus-. Las primeras pueden localizarse en plantas y árboles que le sirven de refugio en los meses de invierno. Las segundas se activan entre primavera y verano entre malváceas y plantaciones de algodón. En ningún caso se alimentan con la sangre de las personas.

NUEVA YORK: UN MODELO A IMITAR EN TRATAMIENTO CONTRA CHINCHES

En Nueva York los hoteles están obligados a pasar un control cada seis meses y en muchos casos lo realizan las unidades caninas. Asímismo, al tratarse de una ciudad turística de primer nivel, los propietarios de pisos de alquiler deben hacerse cargo de la desinsectación en caso de hallar un plaga de chinches. A esto se suma la existencia de un mapa actualizado donde se ubican las zonas afectadas por los parásitos.

Según una encuesta de la revista Pest World, un 64 por ciento de las empresas norteamericanas de control de plagas considera que la incidencia de las chinches va en aumento, una tendencia palpable también en España en la última década. Otra consideración que comparten los expertos es que las plagas de chinches son las más difíciles de controlar, frente a las de termitas que son las más sencillas. En un lugar intermedio se sitúan cucarachas y hormigas.

Los medios preferidos para la detección de chinches de los estadounidenses son:

  • Inspección visual
  • Trampas de caída en las patas de la cama
  • Trampas adhesivas
  • Unidad canina
  • Atrayentes de calor, dióxido de carbono y olores

CHINCHES EN EL EMPIRE STATE BUILDING DE NUEVA YORK

Según informaba el Daily News hace un tiempo, el mítico Empire State Building de Nueva York sufre una plaga de chinches. El foco se localizó en el sótano, en el vestuario de los empleados, concretamente en la ropa de un trabajador. El edificio ha sobrevivido a la Gran Depresión y a un bombardeo, pero no ha sido capaz de escapar de los chupadores de sangre.

El mismo medio informó de que uno de cada 10 neoyorquinos alberga chinches en sus hogares, duplicando la proporción de hace años.

Otros lugares emblemáticos de Manhattan están infectados por el mismo parásito. El cine AMC de Times Square también tuvo que poner en práctica labores de fumigación tras detectar chinches en sus butacas. La cadena de tiendas de ropa Abercrombie & Fitch se vio obligada a cerrar dos locales de Nueva York por el mismo motivo.

¿INSECTICIDAS O CALOR CONTRA LAS CHINCHES?

Los clientes de Nueva York siguen prefiriendo el sistema de insecticidas antes que los tratamientos térmicos, que son más caros. Ambos métodos son efectivos, pero el uso del calor requiere de menos servicios. El insecticida más empleado por los profesionales es Temprid de Bayer, que contiene neonicotinoide y piretroide. Por otra parte, las empresas de control de plagas también utilizan sistemas de aspiración y vaporización.

En Europa aún no están registrados para aplicarse en sanidad ambiental productos como el Hidropreno -contenido en Gentrol de Zoecon– o el polvo para espolvoreo con piretroide y tierra de diatomeas que aporta Alpine Dust de Basf. Esta mezcla sería de mucha utilidad para plagas instaladas en cajetines y enchufes.

MEDIDAS PARA EVITAR LAS CHINCHES: CASOS EXTREMOS

Como turistas, hemos de ser conscientes de que podemos hallar chinches en los medios de transporte que utilizamos. Autobuses, trenes, barcos y aviones albergan diariamente a personas de diversos puntos del mundo y por ello son más vulnerables a estos parásitos. ¿Qué ocurre si llegamos a un hotel o pensión y sospechamos que hay chinches? Quizá en recepción no puedan ofrecernos otra habitación porque estén completos. En ese caso pueden resultar útiles estos consejos:

  • No meter la ropa en el armario de la habitación
  • Dejar la maleta en la bañera, un lugar poco habitual para las chinches
  • Colocar la vestimenta y enseres en el lavabo

En cualquier caso debemos asegurarnos de que no haya ninguna chinche viva o adulta, de lo contrario corremos el peligro de llevárnosla a casa en la mochila.

Si sufre una plaga de chinches no dude en contactar con SeviPlagas – Tu Empresa de Control de Plagas en Sevilla.

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search