El pececillo de plata: el terror de las bibliotecas

 In Consejos, Control de plagas, Curiosidades, Pececillo de plata, Trucos control de plagas

El pececillo de plata es un insecto aparentemente inofensivo. Pero al alimentarse de papel y cola para encuadernar libros podría ocasionar grandes daños en bibliotecas que guarden volúmenes de valor histórico. Son los responsables de las manchas amarillentas que aparecen en las páginas de los libros viejos, produciendo en ocasiones pérdidas irrecuperables del patrimonio.

También llamado sardineta o Lepisma Saccharina por su término científico, el pececillo de plata debe su nombre a su apariencia. Está formado por escamas brillantes de color gris metálico y no supera el centímetro de longitud.

Dónde podemos localizar al pececillo de plata

Se trata de un insecto que huye de la luz y prefiere vivir en edificios antiguos. En las casas suelen hacer acto de presencia cuando movemos algún mueble. En los hogares se ubican en los cuartos de baño, así como garajes, áticos y sótanos. Allí encuentran el hábitat ideal para desarrollarse.

El pececillo de plata, junto con el molusco Teredo Navalis, son los únicos seres capaces de convertir la celulosa en celulasa. Se alimenta con sustancias ricas en almidón. Además de papel y cartón es capaz de ingerir la gelatina de las fotografías. Asímismo come silicona, moho, restos de piel humana, tejidos y hasta fibras artificiales.

El pececillo de plata desarrolla sus características escamas tras la tercera muda y puede alcanzar hasta los 8 años de vida. En cada puesta, la hembra produce hasta un centenar de huevos, que colocará en seguras hendiduras. La manera que tienen de reproducirse fue descubierta de manera reciente: el macho produce un espermatóforo que cuelga de un hilo vertical. Después conduce hasta él a la hembra mediante un cortejo para que lo introduzca en su abertura genital.

Sus depredadores naturales son otras especies como arañas y tijeretas.

Fuente: Faro de Vigo

Consejos para eliminar los pececillos de plata

El método más eficaz para acabar con los pececillos de plata es el ácido bórico, que tiene la ventaja de no ser tóxico para las personas. También pueden colocarse bolsas desecantes en los rincones donde abunden. Aunque puede resultar muy complicado localizar un nido de pececillos de plata, los expertos recomiendan rociarlos con alcohol etílico.

No porque no piquen a los seres humanos pueden calificarse de inofensivos. Los pececillos de plata, además de los estragos que llegan a hacer con el papel de las bibliotecas, pueden contaminar los alimentos con sus escamas. Y podremos encontrar su rastro en las manchas amarillentas que dejan en la ropa, ya sea algodón, lino o seda.

¿Cómo podemos evitar una invasión de pececillos de plata?

A continuación damos una serie de consejos para mantener a raya al pececillo de plata:

  • Debemos evitar cualquier gotera que tengamos en casa para que la humedad no atraiga a esta especie
  • Mantendremos un buen nivel de limpieza en el hogar eliminando sus fuentes de alimentación: restos de comida, hilos, pelusas…
  • Sellaremos las grietas de las paredes con cemento, dado que ya sabemos que son capaces de ingerir silicona
  • Intentaremos no acumular cajas de cartón, guardar los documentos importantes y limpiar el polvo de las estanterías a menudo

Si tiene un problema con los pececillos de plata puede contactar con SeviPlagas – Tu Empresa de Control de Plagas en Sevilla.

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search