10 preguntas que hacer a una empresa de chinches en Sevilla

1. Cómo son las chinches de cama, imágenes

  • Tienen la cabeza corta y ancha, ojos prominentes
  • El cuerpo ovalado y plano carente de alas.
  • Están recubiertas de un vello tenue que les da el aspecto de tener franjas, con tres pares de patas finas y desarrolladas.
  • Las hembras se distinguen de los machos porque su vientre es más simétrico y redondeado.
  • Nombre científico es Címex Lectularius y son insectos hemípteros de la familia Cimicidae. 

Las chinches se alimentan de sangre tanto de humanos como de animales, y realizan su actividad principalmente de noche. 

Se aparean mediante inseminación traumática: el macho perfora el cuerpo de la hembra con sus genitales hipodérmicos y eyacula dentro.

Las chinches pasan por varios estados de crecimiento: en la edad adulta mide entre 5 y 10 milímetros. En este periodo adquieren un color rojo o marrón. Cuando sólo son ninfas jóvenes apenas llegan al milímetro y son translúcidas. De gran resistencia ante las adversidades, pueden vivir entre 6 y 18 meses. 

¿Cuántos huevos pueden poner las chinches de cama hembra?

Las chinches hembras llegan a poner 500 huevos en toda su existencia, a un ritmo de 5 al día, como recuerda la National Pest Management Association. Tras una semana, el huevo ya está maduro y la ninfa recién nacida comienza a alimentarse de inmediato. En 5 semanas se habrá convertido en una chinche adulta.

2. Infestación de chinches de cama

Hay diferentes maneras de que una vivienda o un edificio llegue a verse infestada por una plaga de chinches de cama:

  1. Cuando las personas que pernoctan en hoteles, albergues o residencias de estudiantes previamente infestados por esta especie vuelven a casa con las chinches entre su equipaje
  2. Si recogen muebles, objetos como maletas o ropa usada con presencia de estos insectos y luego lo introducen en sus hogares
  3. En casos bastante extremos,  las chinches trepan por la ropa de las personas y así pueden desplazarse hasta sus viviendas
  4. En los bloques de pisos, a partir de un foco localizado, la plaga puede extenderse a toda la comunidad a través de las zonas comunes o por el alambrado eléctrico
  5. Las mascotas y pájaros también son portadores potenciales de chinches de cama

Aunque popularmente se relaciona la presencia de chinches de cama con la falta de higiene en los lugares donde aparecen, los expertos relacionan el aumento de los viajes internacionales de personas y mercancías con la proliferación de esta especie. Por ello, los lugares más afectados por la infestación de estos insectos suelen ser los hoteles, por donde pasan diariamente personas de orígenes dispares.

La presencia de chinches en estos establecimientos, además de la molestia que ocasiona a los clientes, pueden perjudicar seriamente su imagen y acarrear indemnizaciones. Asimismo, se recomienda la revisión de las terminales de los medios de transporte que a menudo usan los turistas: aeropuertos, estaciones de tren y paradas de autobuses.

Los profesionales en control de plagas afirman que el uso de DDT en el exterminio de cucarachas ayudaba de forma colateral a la reducción de chinches. Pero muchos de estos sistemas de fumigación se prohibieron en beneficio de piretrinas, cebos y trampas que no son tan efectivos con estos insectos. Por otro lado, las chinches de cama han desarrollado una alta resistencia a muchos insecticidas, que se ha traducido en un aumento de su población de un 500 por ciento. En EEUU se le ha denominado el herpes de las casas. En los años noventa en el Reino Unido había zonas donde todas las casas presentaban algún nivel de infestación de chinches.

En España, el turismo ha sido el causante del repunte de las chinches de cama. Resurgieron en 2004 en los albergues del Camino de Santiago que acogen a peregrinos de todo el mundo. Al poco tiempo se percibió otro foco en los hoteles de la Costa del Sol, frecuentados por personas de todas las nacionalidades. Desde allí se extendieron con velocidad por toda la Península.

3. Cómo detectar chinches de cama en casa

La mayoría de las veces detectamos la presencia de chinches en un hogar cuando aparecen las primeras picaduras. No obstante, en un 50 por ciento de los casos éstas no llegan a ser visibles, resultando más complicado percatarnos de su presencia.

También dificulta la identificación de una plaga el hecho de que las chinches sean una especie que actúa de noche, rápida y furtivamente. Se recomienda el empleo de una linterna o un interruptor cercano para sorprenderlas en la oscuridad antes de que huyan, pues se mueven a la misma velocidad que las hormigas.

En otras ocasiones, un síntoma de que padecemos una plaga es la aparición de manchas en las sábanas. Pueden ser de sangre de chinches que han sido aplastadas durante la noche o excrementos, de un color más oscuro, que los propios insectos dejan próximos a su refugio. Si la infestación es de largo recorrido quizá se encuentren mudas de piel de las chinches.

Las chinches de cama también desprenden un olor muy característico, dulce y desagradable, que suele relacionarse con el de las frambuesas podridas o la sangre seca. Curiosamente, con el fin de detectar a estos insectos hay empresas que adiestran el olfato de los perros.

Remedios caseros para eliminar chinches

Se recomienda no recurrir a remedios caseros para acabar con las chinches de cama, pues podría agravar la situación. Hay quien defiende las propiedades de la cúrcuma o el clavo en polvo, el aceite de menta o árbol del té; en general los olores fuertes para ahuyentar a las chinches. Otra opción que tampoco garantiza el exterminio total de los insectos es colocar la ropa de cama al sol, aunque la aplicación de vapor seco llega a ser efectiva. No rocíe en ningún caso la cama donde duerme con productos que podrían intoxicarle.

Quizá lo más apropiado sea simplemente mantener un buen nivel de limpieza en nuestros hogares usando la aspiradora en las zonas que lo requieran. Si disponemos de mascota debemos asearla con frecuencia. Y no olvidemos cambiar las sábanas al menos dos veces al mes.

Por otro lado, la plaga podría propagarse si trasladamos el material afectado o si optamos por un insecticida de supermercado, por ello aconsejamos contar siempre con ayuda profesional.

4. Conozca cómo se esconden para saber cómo detectar chinches

Las chinches de cama buscan refugio en grietas y ranuras estrechas, pero sobre todo en las camas de los hogares, en especial en el interior y exterior de los colchones: sus costuras, botones y etiquetas pueden servirles de escondite. También aparecen en las estructuras de cama: cabezal, canapé, somier y pies. O en los muebles cercanos a la cama, como mesitas de noche, cajones, baúles o sillas. Pueden hallarse igualmente en enchufes e interruptores.

Más allá de los dormitorios y dependiendo del entorno, las chinches de cama se encuentran bajo las mesas de los colegios, en los bancos de restaurantes, sillas y varillas de cortinas en los hospitales o en las paredes de las tiendas. Como esta especie se adhiere muy bien a las telas  también suelen refugiarse en alfombras.

Otras veces se instalan en los aparatos de aire acondicionado, ventiladores y dentro de los aparatos electrónicos.

ANECPLA, la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas, informó en 2014 que los lugares que más demandaban la eliminación de chinches de cama eran:

  • Casas particulares (35%)
  • hoteles y pensiones (30%)
  • Albergues (10%)
  • Restaurantes (5%)

Asimismo se realizaron servicios, aunque en menor medida, en residencias de ancianos, el transporte público, colegios y guarderías y centros de ocio (que juntos suman el 20% restante).

5. Fundas de colchones para chinches: cómo son de efectivos

Fundas protectoras de chinches

Aunque lo más recomendable es desprenderse de los colchones donde han anidado las chinches de cama, existen en el mercado fundas específicas anti-chinches. Están confeccionadas de forma hermética con poliuretano y el reducido tamaño del poro impide que el insecto pueda atravesarlas para picarnos. También están dirigidas al control de ácaros del polvo.

Hay un método llamado Spanish Bed Bug Trap que consiste en una capa de vinilo autoadhesivo que se coloca sobre la superficie de la cama o el sofá. Las chinches persiguen el olor o el rastro de dióxido de carbono que expulsamos las personas; entonces quedan atrapadas en las oquedades creadas entre la cama y el vinilo debido a la elasticidad del colchón. Tratando de acceder a los humanos quedan agarradas por la zona dorsal, que antes de alimentarse está plana. De ese modo no pueden escapar y acaban muertas aplastadas por los movimientos de las personas.

No obstante, las chinches de cama pueden tardar más de un año en morir de inanición, y además de en el colchón pueden ocultarse en las cosas que a veces guardamos bajo la cama.

En caso de comprar un colchón nuevo, es deseable como medida de precaución mantener la cubierta plástica que traiga. Si opta por una funda anti-chinches, sea precavido y no busque siempre la opción más barata, pues podría ser poco efectiva e incluso contraproducente. También hay en el mercado mantas térmicas que atraen a las chinches de cama al tratarse de fuentes de calor.

6. Las chinches en almohadas

Al ser un complemento indispensable de la cama, los pliegues y el interior de las almohadas pueden servir de refugio para las chinches. Atraídas por el calor contenido pueden anidar y pulular por el cabecero de la cama y acarrear picaduras en el cuello.

Existen, al igual que en el caso de los colchones, fundas anti-chinches específicas para las almohadas. Aunque transpirables, son lavables e impermeables y funcionan como barrera para estos insectos. Para que sean más eficaces se recomienda no extraerlas de la almohada hasta pasado un año.

Como con el resto de ropa de cama, si somete a las almohadas a un lavado efectivo para controlar la presencia de chinches no deje de colgarla en perchas o cordeles para alejarlas de los insectos.

7. ¿Funcionan las trampas para chinches en las patas de cama?

Para dificultar el acceso a la cama de las chinches siempre se recomienda evitar que las sábanas rocen el suelo. Igualmente se puede elevar el colchón con alguna plataforma y poner trampas en las patas de la cama. Como las chinches no pueden atravesar la vaselina y les cuesta desplazarse por el metal o el cristal, puede aislarse la cama introduciendo las patas en recipientes con estos elementos o con un poco de agua, impidiendo que trepen hasta el colchón.

Otros cebos presentan una superficie rugosa fácil de escalar para las chinches, y en su interior un foso liso del que no pueden escapar.

También suelen usarse tiras adhesivas de doble cara alrededor de la cama para comprobar luego si hay alguna chinche atrapada. Otras trampas pueden situarse en el zócalo del cabecero de la cama, pero éstas sólo actuarán frente a las chinches que provengan del exterior del colchón.

Estos métodos servirán para saber si tenemos chinches de cama en nuestro hogar, pero no lograrán acabar con el problema de una plaga.

8. Chinches en edredones y ropa de cama

Cuando se detecta la presencia de chinches en la cama lo más aconsejable es lavar en seco los edredones y sábanas a 50 grados centígrados. Si no usamos secadora eléctrica y la tendemos al sol para que se seque habrá que cuidar que no toque el suelo para no entrar en contacto con las chinches.

Como comentábamos en nuestro blog recientemente en referencia a las cucarachas, el empleo de tierra de diatomeas suele resultar efectivo contra las chinches. Con este método, la cutícula de su exoesqueleto queda abrasada y acarrea la muerte por deshidratación. Un par de días desde su aplicación es suficiente para acabar con las chinches.

Con un discurso bastante extremo, el programa ‘The One Show’ de la cadena británica BBC aseguraba que el único método efectivo contra las chinches era la congelación. Todos los elementos infestados debían guardarse en un arcón congelado durante tres días para asegurar la erradicación.

9. Fotografías de picaduras de chinches 

10. Diferencia entre la picadura de chinches y la de pulgas

Las picaduras de chinches causan un enrojecimiento de la zona afectada, produciendo un picor intenso. Es la reacción al anticoagulante contenido en la saliva de estos insectos. Las chinches de cama perforan la piel de su víctima con dos tubos huecos que salen de su boca. Uno de ellos absorbe la sangre y el otro inyecta la saliva con el anticoagulante y una especie de anestesia. Aparecen generalmente en las extremidades o en el cuello de las personas, que son las partes más expuestas bajo la ropa de cama.

Picaduras de pulgas

Su aspecto más común es el de un pequeño rosario de picaduras, de orden aleatorio o en forma de línea recta. En este aspecto podrían confundirse con las picaduras de las pulgas, también alineadas, pero las de las chinches no tienen en su centro un punto rojo como las primeras. El dibujo formado por las picaduras se debe a que las chinches van buscando los vasos sanguíneos más vulnerables y quizá no lo encuentran en las primeras succiones. 


Las marcas suelen aparecer varios días después de la picadura de una chinche de cama y sus efectos duran más tiempo. Las picaduras de chinches pueden llegar a causarnos insomnio, ansiedad, náuseas y daños en la piel como resultado de rascarnos en la zona afectada. En raras ocasiones producen una reacción inmunitaria del organismo. Dependiendo de la especie y en condiciones idóneas, han llegado a producir la enfermedad parasitaria tropical de Chagas e incluso Hepatitis B.

Para aliviar el picor los médicos suelen recetar corticoides y antihistamínicos. Para combatir la irritación también puede aplicarse agua caliente en la zona afectada, a unos 50 grados centígrados. Si se aplica más fría la situación quizá se vuelva más grave.

11. ¿Las chinches vuelan?

Las chinches de cama no vuelan ni son capaces de saltar pero son grandes trepadoras. Pueden subir por la pared y colocarse en el techo y luego dejarse caer sobre la cama para alcanzar a su víctima. Tampoco son tan ágiles como para saltar; se desplazan caminando sobre sus seis patas a una velocidad considerable dado su reducido tamaño.

Sin embargo, las chinches forman parte de la familia de los hemípteros, insectos que en algún momento de su evolución tuvieron o usaron alas pero éstas acabaron perdiendo su función.

Esto significa que las chinches sólo podrían volar en el caso de que viajaran dentro de una maleta en la bodega de un avión o en la ropa de los pasajeros.

Recuerde que si tiene un problema con las chinches de cama en su hogar o en su negocio no dude en contactar con SeviPlagas – Tu Empresa de Control de Plagas en Sevilla

Start typing and press Enter to search