¿Por qué es tan difícil exterminar cucarachas?

 In Curiosidades

Las cucarachas se encuentran entre los animales más resistentes del planeta

Uno de los motivos por los que se contrata un servicio profesional de control de plagas para remediar una invasión de cucarachas es porque son unos insectos muy difíciles de exterminar usando sólo trucos caseros.

Se trata de una especie capaz de vivir sin comida entre uno y tres meses. Si les falta el agua pueden subsistir más de un mes absorbiendo la humedad ambiental con su cuerpo. Asimismo, las cucarachas llegan a prescindir de aire hasta 45 minutos ralentizando sus latidos. Y sobreviven a temperaturas próximas a los cero grados.

Mediante experimentos se ha demostrado que si se le disecciona quirúrgicamente la cabeza a la cucaracha, ésta es capaz de existir unas pocas semanas si antes se ha alimentado, pero mueren de inanición al no poder comer.

No en vano, las cucarachas son unos insectos que datan del periodo Carbonífero, hace 300 millones de años. Y muchas teorías insisten en que sobrevivirán al ser humano. Los cazadores de mitos de Discovery Channel quisieron demostrar si era cierto que serían capaces de superar una catástrofe nuclear. Como puede observarse en el siguiente vídeo, las cucarachas no son inmunes pero sí más resistentes.

Las dosis de radiactividad a las que pueden enfrentarse son hasta 15 veces superiores a las que admite el ser humano. Esto es debido a su composición celular. La radiactividad ataca a las células en división y las cucarachas tienen ciclos de división más lentos.

Si necesitan escapar de algún peligro inminente, las cucarachas llegan a simulan su muerte colocándose boca arriba.

¿Existen depredadores naturales de las cucarachas?

Los hay, pero no han resultado efectivos para el control biológico de las cucarachas. Por ejemplo, las avispas de la familia Evaniidae atacan a las ootecas o masa de huevos de las cucarachas. Las avispas de la familia Ampulicidae son depredadoras de cucarachas adultas y ninfas de menor tamaño. También se alimentan de esta especie la lagartija, el gorrión común y el ciempiés.

Otra muestra de resistencia de las cucarachas la pusieron a prueba expertos de Berkeley al demostrar que pueden soportar una presión equivalente a 900 veces su peso sin sufrir daños corporales. Comprobaron que al combinar partes rígidas y flexibles en su cuerpo estos insectos pueden doblarse y adaptarse sin sufrir daños orgánicos importantes.

Por otro lado, la revista Current Biology publicó dos estudios de Paolo Domenici que analizaban los movimientos de las cucarachas al sentirse amenazadas. Demostró que correr en direcciones imprevistas y aleatorias era más efectivo que buscar su escondite en línea recta.

Recuerde que si necesita ayuda profesional para el control de una plaga de cucarachas puede contratar los servicios de SeviPlagas – Tu Empresa de Control de Plagas en Sevilla.

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search