¿Son eficaces los repelentes contra mosquitos?

 In Consejos, Control de plagas, Mosquitos

El mismísimo Bill Gates publicó en su web que el mosquito es el animal más peligroso para el hombre. Como vector de enfermedades es el causante de 725.000 muertes al año. La industria de los repelentes contra mosquitos mueve mucho dinero. Y numerosas empresas nos venderán que su producto solucionará nuestros problemas.

Una de las sustancias más efectivas contra estos insectos son los piretroides. Pero no podemos aplicarlo en nuestra piel porque el cuerpo lo absorbería provocando efectos tóxicos. Sí se emplean como aerosoles o vaporizadores eléctricos para proteger una habitación. No obstante, un ambiente muy cargado también afectaría a nuestra respiración.

Productos tópicos repelentes contra mosquitos

Nos centraremos por tanto en los repelentes de uso tópico en formato loción, crema o gel. Cuando aplicamos estas sustancias, el mosquito se posa igualmente en nuestra piel. O bien deja de percibirnos o el principio activo que usamos le resulta tóxico. La química sólo es efectiva cuando el insecto está muy cerca de la piel, a unos 4 centímetros. De ese modo, deberemos aplicar el repelente en todas las partes del cuerpo que estén expuestas.

En el mercado español disponemos de repelentes basados en sustancias químicas sintéticas y otras de origen natural. Las primeras son efectivas contra un mayor número de insectos y repelen durante más tiempo. Las naturales -con aceite de citronela, lavanda o geraniol- están elaboradas con una alta concentración. Aun así, deberemos frotarnos varias veces para hacerlas duraderas.

Siguiendo la tabla de la que se hace eco el Centro de Información de Medicamentos de Cataluña, echemos un vistazo a sus propiedades:

  • Todas comparten una eficacia del 20 por ciento, basada en la concentración del principio activo.
  • Su efecto perdura entre 2 y 8 horas ante los mosquitos común y tigre y funciona ante las garrapatas.
  • Es mínimamente tóxico para la piel en los casos del IR3535 y el Citriodiol y moderadamente en el DEET y la Icaridina.
  • Todos causan irritación ocular intensa salvo el DEET.
  • El IR3535 sobresale entre los demás al acarrear una absorción cutánea del 40 por ciento, frente al 1 por ciento del Citriodiol.

Hay que resaltar que los fabricantes de estos repelentes no hacen públicos sus estudios. Tan sólo indican en sus envases la media de efectividad. También debemos tener en cuenta la temperatura ambiente. Cuando hace calor y sudamos el producto dura menos tiempo sobre la piel. En cualquier caso nunca se recomienda aplicar a los bebés.

Parches repelentes contra mosquitos

Es uno de los remedios menos efectivos ante los mosquitos. Los laboratorios aprovechan nuestra sensibilidad usando eslóganes como ‘proteja a sus hijos’. Y en realidad los estamos exponiendo a las enfermedades que pueden transmitir estos insectos. Muchos subrayan que sólo emplean compuestos naturales, a sabiendas de que tienen más atractivo comercial. Sin embargo, los insecticidas piretroides se confeccionan a partir de extractos de plantas de la familia del crisantemo.

La mayoría de los parches que se venden en farmacias no especifican contra qué especie protegen ni el tiempo que resultan efectivos. Más allá de su nombre comercial -donde sí utilizan palabras clave- tampoco aclaran que tengan una función repelente. Sólo se preocupan de resaltar que no se recomienda adherir directamente a la piel. Y que ha de rascarse cada cierto tiempo para aumentar su potencial. En resumen, los mosquitos acudirán a todas aquellas zonas del cuerpo que no estén protegidas por los parches.

Para poder etiquetarse como repelentes, los parches deben cumplir el Reglamento UE Nº 528 de 2012 relativo a la comercialización y uso de biocidas. Esto conllevaría una serie de pruebas previas para medir su eficacia. Si no tienen al menos un 80 por ciento de efectividad no pueden ponerse a la venta como repelentes.

Pulseras repelentes contra mosquitos

Las pulseras repelentes de mosquitos parecen igual de ineficaces que los parches. Usan diseños vistosos, en muchas ocasiones dirigidos a los niños. Pero antes de adquirirlas debemos asegurarnos de que figuren en la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. No obstante, eso tampoco asegura que funcionen. Y Cabe reseñar que si nos bañamos con estas pulseras, su escaso potencial se verá aún más mermado.

Una investigación del New England Journal of Medicine demostró que las pulseras impregnadas con DEET y citronela no son efectivas como repelentes. De hecho, las picaduras de mosquito se produjeron a los 12 segundos del experimento. Asímismo, el uso intensivo de DEET ha provocado que los mosquitos acaben tolerándolo.

Si tiene algún problema de plagas contacte con SeviPlagas – Tu Empresa de Control de Plagas en Sevilla.

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search