Termitas: la invasión silenciosa

 In Plaga de termitas

Las plagas de termitas son difíciles de detectar debido a su pequeño tamaño

Por el simple hecho de no verlas con facilidad se desdeña generalmente el alcance que puede tener una invasión de termitas. En su libro El pequeño gran libro de la ignorancia (animal)John Lloyd nos advierte de que esta especie constituye, ni más ni menos, ¡que el 10% de la biomasa del planeta!

Y no sólo eso, son las criaturas más contaminantes después de los rumiantes, pues su dieta rica en fibra se traduce en el 11% de las emisiones globales de metano. Quizá por su reducido tamaño y a que huyen de la luz no le demos importancia al daño que pueden hacernos.

En EEUU, las termitas provocan más desastres que si sumamos los incendios y las inundaciones que sufre la población. Para acceder a la madera pueden atravesar incluso el hormigón. Se trata de una especie diminuta, pero la reina de las Odontotermes Obesus pone 80.000 huevos al día.

Dada su preferencia por la madera, las termitas han sido responsables de grandes pérdidas en el mundo del arte, provocando quebraderos de cabeza a los restauradores. Para detectarlas, los expertos disponen de aparatos que permiten escucharlas a través de un tabique y confirmar su presencia.

Desde la Segunda Guerra Mundial se ha extendido el ácido bórico para combatirlas. Recientemente apuntábamos una serie de consejos para llevar a cabo ante una plaga de termitas en el hogar.

Algunas especies de termitas hacen sus nidos en forma de columnas, en general orientadas al norte para regular la temperatura. Los construyen mezclando saliva, tierra y excrementos, logrando una dureza que en ocasiones hay que derribar usando explosivos.

Las termitas vistas desde el espacio

Current Biology se hacía eco recientemente de una serie de túmulos de termitas aún habitados en el noreste de Brasil. Su tamaño es tan grande que podrían localizarse con Google Earth, pues cubren un área similar al Reino Unido.

Esta invasión silenciosa de las termitas se ha prolongado, según la datación de los montículos, casi 4.000 años de excavación lenta y constante. Stephen Martin, de la Universidad de Salford,explica:

«La cantidad de suelo excavado es de más 10 kilómetros cúbicos, equivalente a 4.000 pirámides de Giza; representa una de las estructuras más grandes construidas por una sola especie de insecto.»

En la misma dirección apunta Roy Funch de la Universidad de Feira de Santana, calificándolo como «el esfuerzo de bioingeniería más extenso del mundo».

Confiamos en que después de leer este artículo deje de subestimar el poder de las termitas y si sospecha que tiene una invasión de termitas en su hogar o en el lugar de trabajo no dude en contactar con SeviPlagas – Tu Empresa de Control de Plagas en Sevilla.

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search