Dudas científicas ante el Covid-19

 In Consejos, Coronavirus, Desinfección, Hábitos de higiene

EL CORONAVIRUS EN LAS SUPERFICIES: CONTRADICCIONES DE LA OMS

Recientemente nos hacíamos eco en un artículo de la duración del Coronavirus en distintas superficies. Dependiendo del material varía la persistencia de las partículas de saliva en ellos. No obstante, la Organización Mundial de la Salud pone en duda ahora que las personas puedan contagiarse del Covid-19 por contacto con objetos. Esto demuestra que la pandemia ha cogido por sorpresa hasta a la agencia médica de la OMS. A pesar de no hallar pruebas concluyentes, la misma organización continúa recomendando la desinfección de superficies y objetos. Ante la duda, precaución.

Pongamos un ejemplo. Nos ponemos en el supuesto de que un portador del Coronavirus no lleva mascarilla, tose y deja gotas de saliva en una barandilla de metal, un material poco poroso. Alguien viene detrás, agarra el pasamanos y luego se muerde las uñas. ¿No sería un caso perfectamente posible de transporte del Covid-19? El hecho de que los ensayos clínicos se realicen en laboratorios asépticos quizá estén restando verosimilitud a estos estudios. La realidad es mucho más prosaica y, por desgracia, más contaminada.

 

 

En este sentido, SeviPlagas – Tu Empresa de Control de Plagas en Sevilla continúa realizando tratamientos de desinfección por nebulización. Nuestros equipos emiten de manera homogénea micro gotas que acceden a rincones que una pulverización convencional no alcanzaría. Los principios activos biocidas se hallan disueltos en el agua y forman una película sobre las superficies tratadas.

Por otra parte, SeviPlagas ha dotado a las parroquias de la Milagrosa y de la Concepción Inmaculada de Sevilla de dispensadores de gel higienizante en los templos y pantallas protectoras para los despachos.

 

 

»EL COVID-19 ESTÁ EN EL AIRE»

Las autoridades sanitarias tampoco se ponen de acuerdo sobre la transmisión del Coronavirus a través del aire. El Ministerio de Sanidad indicaba que una gota respiratoria de más de 5 micras (0,005 milímetros) era suficiente para producir el contagio. Si existen insectos pequeños de mayor tamaño que permanecen en suspensión… ¿cómo no van a aguantar partículas de saliva tan pequeñas?

Iremos a otro ejemplo. Un runner aprovecha las horas establecidas para hacer deporte para ejercitarse. Sin saberlo es portador del Covid-19 y la mascarilla le molesta al respirar. En mitad de la carrera estornuda; es un día caluroso y apenas corre viento. Cientos de gotas de saliva quedan en el aire. Detrás del corredor pasea una persona mayor que lleva la mascarilla por debajo de la nariz e inhala una de las partículas a través de las fosas nasales. Una niña bosteza y también ingiere alguna de esas gotitas. ¿Se contagiarían esas personas?

Como la jurisprudencia, que se va desarrollando en la medida en que van surgiendo nuevos delitos, los gobiernos y sus equipos científicos van al remolque del Coronavirus. Laboratorios de todo el mundo llevan meses trabajando en la vacuna del Covid-19. Mientras, a lo mejor, estamos descuidando otras formas de transmisión de este enemigo invisible. En España, la obligatoriedad de usar mascarilla se lleva a la práctica más de dos meses después de declarar el Estado de Alarma.

PARTÍCULAS DE SALIVA Y… ¿GOTAS DE SUDOR?

Muchas personas se quejan del sofoco que les produce llevar mascarilla y/o visera en la calle. Otros han recurrido al truco de crear una película de jabón seco para que no se empañen las gafas. Lo cierto es que ahora que empieza a apretar el calor surge la duda de si el Coronavirus puede contagiarse mediante el sudor. Estamos en una tienda, a la que quizá hemos accedido después de solicitar cita previa, y ante una falta de refrigeración adecuada, empezamos a transpirar. Una gota de sudor cae en una prenda de ropa, o en un alimento, o en un libro. Los expertos no pueden confirmar todavía si el Covid-19 se transmite a través del sudor. Se limitan a las partículas respiratorias y subrayan la posibilidad de que ambas se mezclen. Entonces sí existe un riesgo.

ANÁLISIS EN LAS CLOACAS: UN NUEVO MODO PREVENTIVO

De igual forma, se desconoce si el virus puede viajar de una persona a otra por la orina o las heces. Sin embargo, ya en febrero se estaban analizando en Holanda las aguas fecales para estudiar la circulación del Coronavirus. Las depuradoras son un foco de atención a la hora de hacer seguimiento de los virus intestinales. Murcia fue pionera a la hora de recoger muestras y comprobar que las aguas que llegan a las centrales contienen fragmentos de Covid-19, aunque estiman »improbable» el contagio. No obstante, el equipo responsable cree que el análisis frecuente de las cloacas puede servir como un método de alerta para siguientes brotes, dependiendo de la concentración. Ésta, según los diversos estudios que se han realizado en otras partes del país, es proporcional a los niveles de contagio en las localidades examinadas.

CÓMO INCIDE EL CALOR EN LA TRANSMISIÓN DEL VIRUS

Tampoco existe quórum acerca del famoso efecto que puede producir el calor sobre el Coronavirus. Desde los primeros días de la pandemia se mencionaba con esperanza que el Covid-19 no sobreviviría a las temperaturas del verano en Sevilla. El titular de Sanidad recurría a que »no hay evidencias científicas concluyentes’‘. Se trata de otro escenario al que la comunidad científica no se había enfrentado antes, de modo que aún no hay pruebas empíricas. Cuando se ha esgrimido que las altas temperaturas podían relacionarse con una bajada de los contagios se hacía por comparación a otros virus respiratorios como la gripe, que se propagan mejor en los meses fríos. Otra razón que apuntaba en esta dirección era que en las zonas más calurosas de España los índices epidemiológicos han sido mejores.

¿SON SEGUROS LOS AIRES ACONDICIONADOS? EL PROBLEMA ESTÁ EN LOS FILTROS

Otro debate surgido a raíz de la subida de las temperaturas es si los aparatos de aire acondicionado pueden transmitir el Coronavirus. Un estudio realizado en China aborda esta cuestión. Según los expertos del ramo el problema está en la calidad de los filtros. Equipos HEPA como los utilizados en hospitales y aviones sí son capaces de retener las partículas víricas, pero los habituales que tenemos en los hogares o están presentes en los centros comerciales no. Sus chorros de aire pueden no sólo liberar el Covid-19 sino moverlo en el ambiente más allá de la distancia de seguridad y durante al menos 3 horas.

Donde sí parece más seguro su uso es en las viviendas, donde el trasiego de personas infectadas es mucho más limitado. Nos hallamos ante otra situación donde la realidad pilla por sorpresa a la legislación, que aún no se ha pronunciado sobre la adaptación de los actuales aparatos de aire acondicionado. Los científicos insisten en el uso de mascarillas como la medida más eficaz contra el contagio.

Por ello, ante las dudas que la propia comunidad científica asume ante la amenaza del Coronavirus, sin »pruebas concluyentes» en casi ningún aspecto, sólo cabe apelar a la responsabilidad, precaución y sentido común de los ciudadanos.

Si de cara a la reapertura de su comercio o local quiere contar con los servicios de SeviPlagas – Tu Empresa de Control de Plagas en Sevilla puede contactarnos en el teléfono 664 271 691.

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search