Los murciélagos (quirópteros) son un grupo de mamíferos muy peculiar. Son los únicos mamíferos capaces de volar y esto es gracias a que sus extremidades superiores han evolucionado a lo largo de la historia hasta convertirse en verdaderas alas.

Se encuentran en cualquier parte del mundo (excepto la Antártida) y son el segundo orden de mamíferos más numerosos (tras roedores).

Actualmente se conocen más de 1000 especies (20% del total de mamíferos). Son capaces de adaptarse al medio de una forma increíble, teniendo un nicho ecológico muy amplio.

Desempeñan un papel importantísimo en el control de plagas de insectos y pequeños vertebrados, son excelentes polinizadores y unos magníficos dispersores de semillas, sobre todo en las zonas tropicales.

A pesar de que el cine de terror siempre los ha asociado con los vampiros, lo cierto es que solo 3 especies (familia Desmodontinae) son hematófagas, es decir, se alimentan de sangre. De estas 3 especies, solo una podría atacar a los humanos, sin embargo suelen atacar a animales dormidos (ganado, perros, otros animales salvajes). La mayoría son frugívoros o insectívoros.

Otra de las peculiaridades de los murciélagos es que se orientan por la ecolocalización. Son animales nocturnos y no ven muy bien, por lo tanto, para alimentarse necesitan un sistema de orientación muy eficaz.

La ecolocalización consiste en la emisión de unos ultrasonidos, inaudibles para los humanos, que hacen rebotar con los diferentes objetos de su alrededor. De esta forma, emiten el ultrasonido que rebota y les regresa a ellos, siendo capaces de interpretarlo para saber donde están los obstáculos y donde están las presas (o los depredadores).

Control de murciélagos

¿A quién no se le pone la piel de gallina cuando se encuentra con un murciélago? Los murciélagos son portadores del virus de la rabia y sus excrementos y orines permiten la instalación de un hongo, Histoplasmosis capsulatum, que produce la Histoplasmosis, una enfermedad que si no se detecta a tiempo y es tratada puede ser mortal. Tampoco son agradables los chillidos que pueden producir, sobre todo si se trata de una colonia grande. Por ello es vital evitar que los murciélagos se puedan convertir en una plaga en la edificación.

En Seviplagas nos comprometemos a solucionarte el problema de los murciélagos de forma eficaz y rápida, haciendo una diagnosis de situación y llevando a cabo las medidas correctas en cada caso, inspeccionando las posibles entradas y salidas de los murciélagos en la edificación.

Te garantizamos la completa expulsión de los murciélago gracias a nuestro sistema de mallas, geles antiposado y tapado de aberturas.

El control de murciélagos en España está muy regulado por legislación y solo permite el control de las plagas de murciélagos cuando no estén en periodo de cría. Normalmente se controlan en otoño y principio de invierno, cuando ya ha pasado el periodo de cría, después del periodo de migración para la hibernación.

Si tienes alguna duda sobre el control de murciélagos, cuéntanosla aquí.

Start typing and press Enter to search